Aplicaciones Curativas de la Música

 

Musicoterapia

Mientras que la música siempre ha sido reconocida como una forma eficaz de terapia para dar salida a las emociones, la noción de usar melodías, frecuencias de sonido y el ritmo para tratar dolencias físicas es relativamente un nuevo dominio en crecimiento. Una gran cantidad de nuevos estudios promociona los beneficios de la música en la salud mental y física.
Escuchar música es más eficaz que los medicamentos recetados para reducir la ansiedad.Los investigadores descubrieron que escuchar y tocar música aumenta la producción de células anticuerpo e inmunoglobulina, y asesinas naturales, las células que atacan a los virus invasores y aumentan la eficacia del sistema inmunológico. La música también reduce los niveles de la hormona del estrés llamada cortisol, de ahi que se asocie tanto con la relajación. Un estudio reciente sobre la relación entre la música y el estrés encontró que la música puede ayudar a calmar los pacientes en salas de emergencias pediátricas.
La participación activa con la música permite a los pacientes volverse a conectar con las partes sanas de sí mismos, incluso en una condición debilitante o en sufrimiento relacionado con alguna enfermedad.
En su esencia, la música es sonido, y el sonido tiene sus raíces en la vibración. Estas vibraciones del sonido las absorbe el cuerpo y pueden ayudar a aliviar los síntomas de la enfermedad de Parkinson, la fibromialgia y la depresión. Esta terapia ya es conocida como: vibroacústica. La intervención implica el uso de sonidos de baja frecuencia – similar a un ruido sordo – para producir vibraciones que se aplican directamente sobre el cuerpo. Durante la terapia vibroacústica, el paciente se acuesta en una colchoneta, una cama, o sentado en una silla con altavoces que transmiten vibraciones a frecuencias específicas generadas por computadora.
El objetivo de todo este trabajo es el desarrollo de la terapia musical “dosificable” como protocolos de medicina que sirven funciones neurológicas específicas y asisten a los déficits que puedan resultar de muchas de estas enfermedades de origen neurológico. En lugar de ver la música sólo como un fenómeno cultural, el Arte comienza a ser visto como un estímulo vibratorio de enormes beneficios curativos.
por Daryl Antón.