Música Durante el Embarazo

 

bebe musical
Muchas mujeres embarazadas se preguntan sobre el efecto y la seguridad de la reproducción de música para el feto. Mientras que la música es generalmente considerada segura e incluso recomendada para el bebé, hay algunas reglas acerca de la reproducción de música a través del vientre destinadas a proteger al bebé y a prevenir posibles riesgos durante su desarrollo.
Volumen y líquido amniótico
Algunos expertos creen que el líquido amniótico amplifica la música, mientras que otros afirman que la amplificación sólo ocurre con los tonos bajos. Lo cierto es que este líquido es muy buen conductor del sonido, por lo que no es necesario usar auriculares. Lo mejor es mantener la música en o por debajo de los 70 decibelios, mientras sea posible. El volumen de 70 decibeles es aproximadamente el mismo que se escucha cuando estamos en el Super o en lugares abiertos al público donde acostumbran amenizar con música ambiental.
Selección de la Música
El género musical más recomendado es el de Música Clásica. Estudios demuestran que los compositores preferidos de los niños intrauterinos son Vivaldi y Mozart ya que sus excelsas composiciones hacen que los ritmos cardiacos de los fetos se estabilicen y disminuya el pataleo; mientras que la música de Brahms y Beethoven aturde a la mayoría de los bebés y causa efectos muy contrarios.
Cuando el niño entrena su oído para escuchar la música clásica atentamente, puede llegar a comprender su estructura y organización interna (que es más compleja que la de muchos estilos modernos), entrenamiento que lo faculta para percibir los estímulos del entorno de manera también más organizada.
El Rap, Heavy Metal y el Rock tienden a ser discordantes, altos y alarmantes. La música en estos géneros puede asustar al bebé y se ha demostrado que alteran el desarrollo del cerebro en forma negativa.
A partir de cuando hacerlo

Un bebé puede empezar a escuchar sonidos en alrededor de 17 semanas de gestación, esto es por lo general cuando la madre empieza a sentir los primeros pequeños movimientos y antes de que el sexo del bebé es claramente identificable. A partir de las 26 semanas, el latido del bebé se acelerará en respuesta a los sonidos, incluyendo la música, que vienen de fuera de la matriz. A partir de las 33 semanas de gestación, se ha observado en los bebés que llevan su respiración al mismo tempo de la música, lo que indica una clara conciencia del ritmo y el pulso. A partir de las 38 semanas, el bebé en el útero reacciona de manera diferente según los distintos tipos de música que escucha, esto lo muestra a través de sus movimientos y el pateo. Entendiendo de esta forma las diferentes reacciones y efectos que tendrá esta estimulación auditiva en relación al tiempo de gestación, podemos decidir cuando comenzar a hacerlo.

Moderación
Lo más recomendado es poner música para el bebé durante no más de 1 hora al día. El exceso podría causar un exceso de estimulación del feto y podría generar consecuencias no favorables.
Sin duda esta es una actividad de gran provecho para cualquier bebé en gestación. A pesar de que aún no se estudian tanto las consecuencias de esta estimulación, la evidencia que existe hasta el momento lo sugiere como algo positivo y de buenos resultados, siempre y cuando se tomen estas precauciones.
Lic. Daryl Antón